Este juego (si puede llamarse asi) es un conjunto de retos o desafios que invita a niños y adolescentes a realizar 50 pruebas en un período de de 50 días. Según las autoridades, la ballena azul ya es responsable de la muerte de por lo menos 130 jóvenes en Rusia, su país de origen, habiéndose registrado casos en México, Brasil, Colombia y otros países en todo el mundo.

Los pobres participantes de este macabro juego, se unen a través de las redes sociales o mensajes telefónicos, invitándolos a participar en grupos cerrados. Los líderes e ideadores del juego suelen ser personas con perfiles falsos que operan desde otros países.

La serie de retos, que paulatinamente van escalando, inician obligando al participante a mirar vídeos de terror en la madrugada, pasando por acercarse al borde de un precipicio o cortarse el brazo con un cuchillo, hasta el fatídico reto 50 en donde el participante debe suicidarse. Para demostrar que el reto está cumplido, los jugadores deben enviar pruebas gráficas de ello.

También se ha señalado que los menores que intentan abandonar el juego son amenazados por los administradores, quienes los intimidan señalando que poseen los datos de sus padres o sus direcciones.

Este fenómeno violento ha traspasado las fronteras con una velocidad vertiginosa, propagándose por la internet y las redes sociales. Existen grupos en Facebook, YouTube y Twitter; en ingles, ruso, español, francés, portugués y otros idiomas que actualmente son sospechosos de propagar este juego, sin embargo las investigaciones aun se están conduciendo.

Lo recomendado por los psicólogos

Estos macabros retos juegan con psiquis de los involucrados; los psicólogos han señalado que detrás de ellos se encuentran personas con conductas antisociales, que probablemente han sufrido situaciones similares y no sienten remordimiento por causarles daño a otras personas.

Según los expertos, los jóvenes son los mas vulnerables, sin embargo, quienes tengan problemas de depresión, problemas de ansiedad, tendrán mayor riesgo.

Pero entonces, ¿que debemos hacer?

En este punto podemos la recomendación general de mantener una relación abierta y de confianza con los hijos menores, la primera linea de defensa contra este mal es la prevención. Complementariamente podemos presentarles estas recomendaciones para compartirlas con los niños y adolescentes:

1.- Que no acepten invitaciones de usuarios desconocidos. En caso de que tenga amigos en común, pide referencia primero.

2.- Entrar solo en sitios seguros, y de ser posible, validar su procedencia

3.- Entrar en grupos cerrados debe tener una justificación mayor a la simple curiosidad. Para impedir que la victima entre y no pueda salir después.

4.- En ningún caso entregar completamente los datos de tu perfil. Información como los gustos, ubicación, numero de teléfono son privados.

Otras recomendaciones

Una vez que haya conversado con los niños y adolescentes, es importante que los adultos tengan en cuenta lo siguiente:

1.- Evite equipar a sus hijos de manera temprana.  Revise las edades establecidas en los términos y condiciones en las redes sociales.
2.- Los padres deben saber cuáles son y cómo funcionan las redes y dispositivos que usan sus hijos.
3.- Monitorización constante. Siempre debe estar enterado de lo que sus hijos hacen en la web.
4.- El uso de antivirus te ayudan a mostrar si los sitios son legales, si la información que proveen está permitida y otra serie de controles para que los padres sepan hasta dónde pueden navegar sus hijos.
5.- Uso de  herramientas de seguimiento de publicaciones. La aplicación https://stalkscan.com/ te permite revisar las publicaciones en facebook sin afectar la privacidad de tu hijo.
6.- Saque el monitor de las habitaciones y lugares escondidos, colóquelo en lugares visibles por todos.
7.- Estar atento a señales de “alerta”, como marcas extrañas en el cuerpo, alteraciones en el sueño, aislamiento social o comportamientos o preguntas extrañas que se salgan de la rutina diaria de sus niños o adolescente
8.- Reporte publicaciones peligrosas en redes sociales. Cada Red social cuenta con mecanismos para realizar este tipo de abusos.
9.- Impida el etiquetado sin autorización en redes
10.- Genere espacios de discusión sobre estos temas con otros padres e instituciones.

Finalmente, seria de gran ayuda que las autoridades implementen medidas similares a las tomadas en Japón, según las cuales todo joven que busca en Google información relativa al suicidio, automáticamente encuentran información de auto-ayuda.

 

Translate »