Ya te has decidido a emprender, y crees que la plataforma digital ofrece las mejores posibilidades de hacer despegar tu proyecto. Pero realmente, no tienes conocimientos en el área tecnológica.

No es necesario que la tecnología sea tu pasión para que se convierta en el centro de tu negocio y el resultado sea un éxito. Lo esencial es no perder de vista la cantidad de recursos, información y ayuda a nuestro alcance; el resto son sencillos pasos que conducirán tu idea de crear una empresa tecnológica a la realidad. En el mundo en que vivimos, cada vez más de nosotros somos nativos de la tecnología, sin embargo eso no significa que todos seamos desarrolladores de software o arquitectos de la red, de hecho, no hace falta.

No estás solo

Es la primera norma de todo aspirante a empresario: confía en lo que los demás pueden aportarle a tu negocio. Aunque no tengas experiencia con la tecnología, piensa que todo negocio implica afrontar desafíos y que no tener formación especializada no debe limitar tus opciones, sino animarte a profundizar en el sector de tu interés y dar forma a tu idea.

Asegúrate de que funciona sin conexión

Cuando no sabes nada sobre la construcción de un sitio web ni escribir un algoritmo, estas tareas deben quedar a un lado en favor de una mayor conexión con el público objetivo: qué necesitan y dónde hay hueco de mercado. La retroalimentación continua es fundamental para probar las hipótesis sobre los vacíos del mercado.

Subcontratar desde el principio

El inicio de cualquier negocio se basa en fases. Dado que trabajar y aprender a administrar la tecnología a la vez es complicado, intenta subcontratar esta parte del proyecto. Será rentable en las primeras etapas de crecimiento y te dejará tiempo libre para posicionar el negocio; eso sí, no dependas de este recurso demasiado, la mejor fórmula para desarrollar tu negocio es la contratación de expertos.

No te limites

Las capacidades de la tecnología son interminables, pero si no tienes una sólida formación en la industria, es difícil que evalúes la evolución de tu proyecto. Las innovaciones y las mejoras son constantes, por lo que tu modelo de negocio inicial podría crecer mucho más de lo que imaginaste. Así que busca siempre aumentar la eficiencia, mejorar la experiencia del usuario y aportar un valor añadido a sus clientes.

No requieres Estudios Universitarios

Al contrario de lo que pueda parecer hay grandes millonarios del mundo de la tecnología que ni siquiera llegaron a finalizar sus estudios, aunque la gran mayoría de ellos se matricularon en alguna universidad. ¿Quieres saber quiénes son? Bill Gates (Microsoft), Michael Dell (Dell Computer), Mark Zuckerberg (Facebook), Jack Dorsey (Twitter), Larry Ellison (Oracle), entre muchos otros.

Translate »